Editorial Universidad de Concepción

Materia: Ciencias Sociales
Formato: 20×15 cm
Páginas: 176 páginas
ISBN: 978-956-227-487-6
Fecha de edición: 2021

Gabriela Mistral y sus desconocidos vínculos con Concepción

$12.000

DESCRIPCIÓN

Poco se sabe de los veraneos que pasó Gabriela Mistral, en los inicios del siglo veinte, en Concepción, donde siempre quiso “vivir y morir”, según le cuenta en una carta al joven profesor penquista Gastón von dem Bussche, en 1954.

Desde aquí, en 1915 y 1921, le envió otras misivas al poeta Manuel Magallanes Moure, que se sumaron al cerca del centenar de sus más conocidas y comercializadas “cartas de amor”. También en 1921 se cartea con un menos conocido profesor venezolano que llegó a ser director del Departamento de Educación de la Universidad de Concepción y secretario de la revista Atenea. Al fundador y primer rector vitalicio emérito de esta universidad, Enrique Molina, le escribió por lo menos treinta cartas en su vagabundeo por el mundo, además de “colaborar” –aunque le cobraba en dólares, como se verá en una de ellas que reproducimos parcialmente– con algunos poemas y artículos para aquella publicación. Siempre que le escribía a algún pencopolitano, decía echar de menos de esta ciudad sus pinares y su río Biobío, que le “penaban” a sus “ojos viejos y fieles”.

Además, de su “carterío” con personajes locales, en este libro se reúnen algunos de los poemas que la mayor poeta americana publicó en sus inicios en revistas de Concepción, como Ideales y Atenea, y los seis sobre la región que fueron incluidos en su póstumo Poema de Chile. Junto con esto, se rescatan dos textos del homenaje que le hizo la Tercera Escuela de Verano de 1957, a la hora de su muerte, en la palabra de los profesores Gonzalo Rojas y Alfredo Lefevbre.

Así se completa un panorama amplio de los vínculos que creó nuestra primer premio Nobel con esta región, en especial con Concepción y su Universidad, Penco, Tomé y Talcahuano.

HOJEA LA MUESTRA:

Ir al contenido